Administración de Fincas Ignacio Hurtado Garrido
 
  Inicio
  Localización
  Valores añadidos
  Servicios
  Ventajas
  Despacho 24 horas
  Solicitar presupuesto
  Noticias y Blog
  Contacte
Noticias y Blog | Instalación de ascensor | gesprosa | Administrador en casa | Crisis (II) | Policía comunidad | Piscinas | Crisis (I) | Comparaciones odiosas | Repasos pendientes
 
 

Cómo afecta la crisis a las Comunidades de Propietarios

La crisis empieza a provocar graves problemas de tesorería a las comunidades de propietarios. Ya no sólo se producen los impagados habituales de algún vecino que pueda estar pasando dificultades económicas y deja de pagar la cuota de la comunidad, sino también de la promotora, que se desentiende de esta obligación ante el stock de viviendas sin vender que pueda tener en una determinada promoción. Y lo peor de todo, es que se trata de una deuda que no para de crecer.

Empresas constructoras, gestoras inmobiliarias o de cooperativas, en fin, promotoras, que ante la imposibilidad de vender determinadas viviendas no tuvieron más remedio que asumir las obligaciones económicas derivadas de su propiedad, como puedan ser préstamos hipotecarios y gastos de comunidad.

Ocurre, además, que muchas de estas promotoras han tenido que presentar concurso de acreedores, y son los propietarios quienes tienen que hacerse cargo del trozo del pastel de la deuda que deja la promotora, incrementando su cuota, e intentando reducir los gastos de comunidad, en detrimento del nivel de confort que el uso habitual de las instalaciones y servicios comunes les pueda aportar.

Son las comunidades más pequeñas y humildes las que lo pasan peor, y nos traen más de cabeza a los administradores, que tenemos que poner especial cuidado para evitar que surjan agujeros financieros.

Madrid, Barcelona, Murcia y Álava se sitúan a la cabeza respecto al índice de morosidad en España. Las ciudades donde hay más morosidad han estado vinculadas al fuerte desarrollo urbanístico de la última década, en el que se incluye también las zonas de segundas residencias en la costa.