Administración de Fincas Ignacio Hurtado Garrido
 
  Inicio
  Localización
  Valores añadidos
  Servicios
  Ventajas
  Despacho 24 horas
  Solicitar presupuesto
  Noticias y Blog
  Contacte
Noticias y Blog | Instalación de ascensor | gesprosa | Administrador en casa | Crisis (II) | Policía comunidad | Piscinas | Crisis (I) | Comparaciones odiosas | Repasos pendientes
 
 

Repasos pendientes o desperfectos en viviendas

¿Qué ocurre cuando, recién estrenada nuestra vivienda de obra nueva, nos encontramos con defectos en su terminación? ¿Qué pasos se deben seguir y a quién se puede reclamar su reparación? ¿Existe algún plazo que obligue al promotor o constructora a reparar los desperfectos?

Parece que cada día es más común encontrar desperfectos en viviendas de obra nueva, y que posteriormente aparezcan vicios ocultos de construcción que a priori no fueron detectados. En algunos casos es la misma constructora o el promotor quien se encarga de confeccionar un listado de repasos pendientes nada más entregar las viviendas para ir atendiendo las reparaciones oportunas, pero muchas veces nos encontramos con que, años después de haber entrado a vivir en nuestra vivienda van apareciendo otros defectos que no detallamos en su momento. ¿Y ahora, qué? El Código Técnico de la Edificación establece unos plazos de responsabilidad según los daños que puedan aparecer en los edificios: El constructor, durante el primer año, ha de responder por los daños materiales que afecten a elementos de terminación o acabados; todos los agentes que intervienen en el proceso de la edificación, durante tres años, responderán por los daños materiales en el edificio causados por vicios o defectos de elementos constructivos o de las instalaciones que afecten a la habitabilidad; y durante diez años, por los que resulten de vicios o defectos que afecten a la seguridad estructural del edificio.

Ahora toca reclamar. Si no atienden a las llamadas telefónicas, lo mejor es realizar la comunicación de los desperfectos de forma fehaciente, esto es, mediante burofax. ¿Y el Administrador de mi Comunidad, qué responsabilidad tiene? Pues según la LPH, ninguna, y me explico. El Administrador es el encargado de velar por el buen funcionamiento, siempre defendiendo los intereses, de la Comunidad, por ello sí será su obligación reclamar los defectos o vicios ocultos en las zonas comunes, pero no en las zonas privativas de la finca. No obstante, cada Administrador tiene su forma de trabajar. A mí, particularmente, no me cuesta nada recopilar todas las reclamaciones que quieren hacer los propietarios por defectos de construcción y aprovechar las comunicaciones por defectos comunes para su envío, y así ejercer mayor presión al actuar en grupo. Lo que muchos propietarios no terminan de entender es que la reparación de los desperfectos, más allá de su seguimiento, no es responsabilidad del Administrador, ni su trabajo se puede convertir en un servicio postventa, que debe realizar constructora o promotora.